Una cuna hecha con palets


Los palets de madera siguen siendo uno de los elementos preferidos por muchos y muchas “manitas” para construir muebles. Son gratis, resistentes y quedan muy bonitos si se saben manejar. En este caso, os voy a enseñar una fantástica y sencillísima cuna realizada con dos palets, que con una ropa de cama adecuada puede quedar realmente preciosa.

Cuando construyáis vuestra cuna, no olvidéis comprar un colchón a la medida que sea de buena calidad. Y si no necesitáis cuna, podéis aprovechar la idea para hacer una cama auxiliar o un bonito banco para la terraza. ¿Estáis listos? Pues manos a la obra: vamos a empezar.

Lijar a fondo la madera


En primer lugar, buscad dos o tres palets que no estén muy estropeados y que tengan el tamaño adecuado. Ya sabéis que estos elementos suelen tener clavos oxidados, astillas, desperfectos… Teniendo en cuenta que una cuna es un mueble especialmente delicado, tendréis que quitar todos los clavos (pegando de nuevo las tablas con cola fuerte) y lijar la superficie a fondo hasta dejarla perfecta. Una lijadora orbital con lija para madera de grano medio será vuestra mejor aliada.

Cortar, unir y poner ruedas


Después es el momento de cortar los palets a la medida. Podéis hacerlo con serrucho, sierra circular o sierra de calar. Los cantos cortados hay que lijarlos bien para quitar todas las astillas. Para crear una plataforma grande, tendréis que unir dos partes con tornillos y tuercas como los de la fotografía de la derecha. Las tablas que sobren de los cortes las aprovecharemos para hacer las paredes de la cuna. Teniendo en cuenta que es un mueble bastante pesado, merece la pena considerar la posibilidad de ponerle ruedas con freno bajo la base: así podremos trasladar la cuna con toda comodidad.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *