Sofás modulares Mah Jong de Roche Bobois


Son un auténtico clásico que sigue sin pasar de moda, y además hoy día son tendencia gracias a la influencia del estilo de vida chill-out. Los sofás Mah Jong, pertenecientes a la colección de la prestigiosa firma Roche Bobois, fueron diseñados allá por los años 40 por Hans Hofer y no han perdido ni un ápice de interés en lo que a decoración se refiere.

A su intemporalidad también contribuye el hecho de que todos los años, Roche Bobois “refresca” el diseño añadiendo nuevos tapizados y estampados, logrando así que podamos añadir nuevos colores a nuestro sofá.


Como son modulares, es posible cambiar la forma, distribución y orden del sofá como si de un juego de niños se tratase. Las colecciones se reinventan año tras año, como os he comentado, e incorporan telas diseñadas por grandes maestros de la moda, desde Kenzo hasta Missoni. Es posible comprar los sofás Mah Jong por módulos en forma de sillón, e ir añadiendo nuevos modelos hasta crear una decoración llena de color que nos recuerda a las colchas de patchwork y a los ambientes lujosamente orientales.


Los sofás sirven para sentarse y relajarse, pero también para dormir, ya que son cómodos y amplios. Su estilo se podría definir como hippie chic y como veis en las fotos, pueden combinarse perfectamente con ambientes y complementos vanguardistas e incluso minimalistas. Diseñados para descansar a ras de suelo, su estilo y sus colores nos traen reminiscencias de Las Mil y Una Noches… Los módulos se comercializan con y sin respaldo, para formar amplias plataformas de descanso con las que crear nuestro propio chill-out oriental. Y si no queréis gastar vuestro presupuesto, siempre podéis imitar la idea y tapizar algún colchón y cojines con telas similares, creando modelos personalizados.

Si os gusta la colección Mah Jong, podéis buscar los nuevos modelos en la página web de Roche Bobois.

4 comentarios

  1. Hola Mónica,

    Tendrás que acceder a la página web de Roche Bobois y buscar la tienda más cercana o un showroom.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *