Cómoda en acabado verde envejecido


Recuperar muebles viejos que parecen destinados al contenedor es algo que en Revista Muebles nos encanta. Ningún mueble es feo ni está pasado de moda, si se le sabe dar un nuevo look que saque a la superficie todo su potencial. Y si no me creéis, echad un vistazo a esta cómoda o sinfonier antes de decorarla: no podía ser menos atractiva.

Bastó con darle un bello acabado en verde agua y cambiarle los tiradores para convertirla en una pieza única, digna de un palacio. Un mueble perfecto para una estancia decorada en tonos blancos, negros y grises… Y muy fácil de lograr.

Fuera tiradores… Y a pintar


Lo primero que hubo que hacer es, como os he comentado, retirar los tiradores. En este caso eran bastante bonitos y estaban en buen estado, así que se decidió conservarlos. Después la madera necesitó un buen lijado, aunque sin llegar a retirar el barniz del todo: lo suficiente como para crear una superficie rugosa que agarrase bien la preparación, una selladora acrílica. La selladora se aplica con rodillo de esmaltar, pintando las esquinas y los recovecos con brocha. Una vez seca, se lijó suavemente con lija nº 600 y se aplicó la pintura verde agua, también con rodillo y en dos capas.

Goma-laca y cera


La cómoda estaba ya bastante bonita, pero necesitaba un toque especial que le aportase el encanto de lo vintage. Para ello se barnizó con una mano de goma-laca aplicada a brocha. Una vez seca, una mano de cera color roble bastó para conseguir un acabado satinado, sobre todo después de dejar secar la cera durante una hora y sacarle brillo entonces con un paño suave y sin pelo.Por último, solo quedaba volver a colocar los bellos tiradores de latón; si estuvieran sucios, podemos aprovechar para sumergirlos en agua mezclada con amoniaco. Cuando la mezcla se vuelva azul, ya se pueden sacar y aclarar bajo el grifo. ¡Veréis cómo brillan!

1 comentario

  1. Se ha quedado genial. Como con un poquito de trabajo hemos transformado una pieza antigua en una pieza actual. Estupenda, me ha encantado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *