Cajones renovados con cajas de vino


Renovar los muebles es algo que en Revistamuebles nos encanta, como ya sabéis los lectores que nos seguís a diario. A veces os enseñamos a construir vuestros propios muebles o complementos, pero también nos gusta daros ideas para reciclar, renovar o actualizar viejos muebles que tengáis por casa. O tal vez, “tunear” nuevos muebles baratos para aportarles una personalidad distinta y muy original.

A ver qué os parece esta idea: cambiar completamente el look de un carrito de madera, anodino y básico, renovando sus cajones con tablas sacadas de cajas de vino. Fantástica, ¿verdad?

Lo primero que se le hizo al carrito fue pintarlo de amarillo. En principio su acabado en madera de haya clara era demasiado simple, y los frontales renovados no iban a destacar. Así que se le aplicó una mano de selladora sintética y dos manos de esmalte acrílico amarillo, todo ello con rodillo de esmaltar. Después es recomendable lijar la pintura con lija nº 400 y dar otra mano, muy extendida, para afinar el acabado.


Y ahora viene lo más interesante: renovar los cajones. Los laterales y la tapa de una caja de vino de madera, con sus letras grabadas, son perfectos para este cometido. Hay que serrarlos con cuidado y lijar los cantos, dejándolos a la medida del frontal. Quita el tirador original y pega los tableros directamente sobre los cajones usando adhesivo de montaje resistente. Los cantos deberán estar bien lijados para evitar problemas con astillas de madera, y también para que el efecto visual sea perfecto.

Si las cajas de vino son demasiado claras, no dudes en aplicar sobre la madera un barniz de poro abierto de tono más oscuro, que las protegerá y embellecerá. Y para terminar, colocaremos en cada cajón un tirador de metal pavonado; es recomendable escoger modelos brillantes, grandes y clásicos como los del ejemplo, para conseguir un efecto de auténtico lujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *