Forrar cajones con tela o papel

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Unos cajones limpios y bien organizados son todo un placer. Da gusto ver las cosas en su sitio y no amontonadas de cualquier forma… A esto contribuye desde luego el contenedor donde las vayamos a guardar. Y lo normal es que muchas prendas, accesorios, documentos y todo tipo de “tesoros” vayan a parar a los socorridos cajones de los muebles.

Muchas veces los cajones están hechos de madera o tableros, que sueltan serrín y atrapan el polvo de forma inevitable. Por eso merece la pena pasar un rato forrando su interior: además de ser mucho más limpio, el aspecto de vuestros cajones cambiará radicalmente y os garantizo que no dejaréis de sorprenderos gratamente cada vez que los abráis.

Hay dos formas de forrar el interior de los cajones: pegando directamente el papel o la tela a los laterales y el fondo, o forrando planchas de cartón a la medida para pegarlas después al interior. A mí particularmente me gusta más esta última: es más fácil, el acabado es impecable y las planchas forradas se pueden quitar para cambiar el revestimiento o sustituirlas por otras nuevas.

En cuanto a materiales, las opciones también se reducen a dos: papel (puede utilizarse plástico autoadhesivo tipo Airon-fix) y tela. En papelerías especializadas encontraréis papeles realmente preciosos: artesanales, haciendo aguas, tipo textil… Y los retales de las tiendas de tejidos son también muy socorridos.

Y ahora, la técnica: primero, medid el fondo del cajón y cortad una plancha de cartón gris de unos 4 mm de espesor a la medida. A las planchas que cortéis para los laterales les tendréis que restar el grosor del fondo: las planchas trasera y delantera pueden dejarse a la longitud real del cajón, pero a las de los laterales tendréis que restarles también 4 mm por cada lado para encajarlas bien. Haced pruebas antes de forrarlas; si lo vais a hacer con tela, restad 1 mm al cartón por cada lado.

La tela y el papel se pegan perfectamente con cinta de doble cara: dad la vuelta al revestimiento y pegadlo por la parte del cartón que irá pegada al cajón. Las planchas ya forradas también se pueden pegar con cinta de doble cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *