Mesa de Ikea “tuneada”


En nuestros posts dedicados al bricolaje y al “hazlo tú mismo” no solo queremos enseñaros a construir muebles, sino también a “tunearlos”, reciclarlos o personalizarlos. Cualquier pieza económica y sencilla es susceptible de renovarse con un poco de ingenio, y con materiales baratos y fáciles de conseguir. Por ejemplo, la mesa que os muestro en esta imagen. ¿A que es preciosa?

Como podéis ver a la izquierda, hemos partido de un diseño muy popular: la mesa de centro Lack de Ikea. Y para “tunearla” nos hemos ayudado de un trozo de papel de empapelar y unas tachuelas de tapicería.

Para empezar, te recomiendo que lijes suavemente la encimera y los cantos de la mesa, así como los cantos de la tabla inferior. Serán las partes que forraremos con el papel. Si no te quieres complicar mucho, en lugar de un papel pintado puedes usar un papel vinílico autoadhesivo; en los centros de bricolaje encontrarás montones de diseños preciosos.


Pero si vas a seguir nuestro ejemplo y quieres aprovechar algún trozo de papel pintado que te sobre, entonces tendrás que aplicar una mano de cola sobre la mesa para que el papel agarre. Puedes usar cola blanca bien extendida con espátula o pegamento de contacto, que deberás aplicar por el reverso del papel y por la superficie a revestir. Pega el papel con cuidado sobre la encimera y los bordes de la tabla inferior, procurando no hacer burbujas ni pliegues.

Y ahora, el detalle final: clava una serie de tachuelas de tapicería en el perímetro de la encimera. Estas tachuelas recuerdan a los sillones clásicos tapizados, y quedan fenomenal. Existen también tiras de tachuelas de metal que se clavan a intervalos, y se venden en tiendas de tapicería especializadas. Si vas a usar papel pintado para el revestimiento, procura escoger un modelo que sea lavable y resistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *