Un sofá que es también un puzle

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Jugar y vivir: de eso se trata. Combinar el juego con el entorno que nos rodea, de forma que cada accesorio pueda ser tratado de forma interactiva y no ser un mero objeto funcional y decorativo. Si esto es adecuado para cualquiera, mucho más lo es cuando estamos hablando de niños. Decorar sus espacios con muebles y accesorios que sean también juegos divertidos es una forma estupenda de sumar funcionalidad y diversión.

El sofá de las fotos es un ejemplo perfecto de esto de lo que os hablo. Su nombre es IQ Puzzle Sofa y es un diseño de la firma coreana de mobiliario y decoración Design Skin.

Además de estar formado por varias piezas que permiten el juego, el sofá IQ Puzzle puede transformarse de inmediato en un colchón, para que los invitados de los niños puedan quedarse a dormir o simplemente disfrutar con comodidad de sus juegos en el sueño. Para poder jugar, basta con extraer las piezas que forman el colchón y dejar que la imaginación de los niños haga el resto. Pueden usarlas para formar el sofá, para levantar estructuras similares a las de los juegos de construcción, para crear una ciudad en pequeño… Las posibilidades no tienen más límite que el que ellos establezcan.


El diseño está formado por dos marcos que se conectan entre sí y diez piezas de puzle de distintos tamaños y colores. En conjunto, el sofá mide 160 cm de ancho, 140 cm de largo y 20 cm de altura. La tapicería exterior está realizada en uretano PU, un material no tóxico que además resulta muy fácil de limpiar: basta con pasar una toallita para limpiar cuero o incluso un paño húmedo para eliminar cualquier mancha. Si os gusta el sofá IQ Puzzle, podéis encontrarlo en la página web de la firma de diseño Design Skin.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *