Sofás de colores para alegrar el salón


La primavera está a la vuelta de la esquina. Ya queda poco para que el invierno se despida de nosotros hasta otro año, y lleguen nuevos aires más cálidos. Eso es algo tan importante, que merece la pena que se note. Por eso, os propongo que os dejéis cautivar por los colores primaverales.

Una nueva paleta de tonos alegres e intensos: rosa chicle, fucsia, verde lima, amarillo…. Toda una declaración de intenciones que llega para triunfar. Y, como no podía ser de otra manera, no llega tímidamente, sino que impone sus nuevas tendencias con rotundidad. Y, si no, fijáos en estos sofás espectaculares.

Protagonista indiscutible


Son de la firma inglesa Sofá Design y su rasgo más definitorio es, sin duda, el color. Es el recurso perfecto para dotar de personalidad hasta los rincones más anodinos. Y es que ninguno de estos sofás podría jamás pasar inadvertido, ni lo pretende.

La colección incluye diferentes modelos (algunos más clásicos y otros más modernos) para que podáis encontrar vuestro preferido. Eso sí, todos comparten la viveza y la intensidad de los colores, perfectos para crear un ambiente positivo y optimista (lo que no es poco, con la que está cayendo). Tonos vibrantes y deliciosos dispuestos a acabar con el frío del invierno y a instaurar el triunfo de la ya cercana primavera.

Hechos a mano, de arriba a abajo


Como el modelo Maximus, de grandes dimensiones y con un diseño atrevido, que hará las delicias de los más valientes. Lo tenéis disponible en rosa intenso o verde vibrante. O el Pallazio, más clásico y señorial, y no por ello menos luminoso. Todos los sofás se hacen por encargo de forma artesanal, con lo que los muebles ganan en calidad y en belleza. Y, además de elegir vuestro modelo favorito, también podréis optar por el color de la tapicería que os guste más. Un sofá de calidad y diseño optimista a la carta.

1 comentario

  1. Menudo subidón de moral, de adrenalina y de todo con estos sofás de colores. Son realmente atractivos, aunque poco recomendables si tienes mascota, como es mi caso. No hay duda de que infunden optimismo y ganas de vivir. Son toda una celebración de la primavera, del buen tiempo, de la ilusión por la vida, por el futuro. Son geniales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *