Perchero de madera y cemento: hazlo tú mismo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter2Share on Google+0


Un perchero minimalista, súper sencillo y que sin duda llamará la atención en la entrada de tu casa, el salón o el dormitorio. Es mi propuesta de hoy para todos aquéllos que adoráis el bricolaje y a quienes os gusta amueblar vuestras casas con piezas realizadas por vosotros mismos, buenas, bonitas y baratas.

Para hacer este elegante perchero de pie necesitarás cemento, un recipiente de forma cónica (puede servir una maceta de plástico resistente), una tabla de contrachapado con el diámetro de la boca del recipiente, agua y unas barras de madera.

En primer lugar, te aconsejo que hagas este trabajo en el exterior; si no es posible, ten la precaución de cubrir bien con plásticos el suelo de la estancia. Para manejar el cemento es imprescindible colocarse guantes para construcción, gruesos y resistentes. Mezcla el polvo de cemento con agua en un cubo de goma, en la proporción indicada en el envase. Después vierte la masa en la maceta de plástico; vigila que no tenga el fondo perforado. Para poder desmoldar bien el pedestal, aplica en el interior de la maceta una capa de aceite antes de verter el cemento.

Coloca en la parte superior de la maceta la tabla con el diámetro de la boca y cierra bien los bordes con plastilina. Cuando el cemento esté a medio fraguar, da la vuelta al pedestal y corta con un cúter la base de la maceta para quitar el fondo de ésta. En ese momento, introduce las barras de madera en el cemento para crear los agujeros donde las introducirás después. En la foto van todas en un mismo agujero, pero es más sencillo hacerlo así.

Deja que el cemento termine de fraguar, y retira la maceta y la tabla de madera. Ya está listo el pedestal. Barniza las barras de madera con un barniz incoloro y colócalas en sus agujeros para terminar el perchero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *