Mueble cambiador de estilo clásico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Esta misma mañana hemos publicado un post en Revista Muebles, hablando acerca de muebles para bebés y cómo elegirlos. Probablemente el más especial de todos los muebles de su habitación sea el cambiador, por muchos motivos: es un mueble exclusivo para los primeros meses del niño, tiene una configuración muy particular y resulta casi imprescindible.

Es difícil encontrar muebles cambiadores atractivos: todos resultan un poco pesados, cuando no pasados de moda. Y lo peor es que cuando ya no son necesarios, no se les puede dar ningún uso… Por eso me ha gustado tanto este cambiador de estilo clásico de Bambizi.

Lacado blanco intemporal

En primer lugar, me gusta su color. Bueno, más bien tendría que decir su no-color. El blanco pega con todo tipo de acabados y ambientes, y con los colores más variados. Podéis amueblar la habitación del peque con otros muebles similares y conseguir un ambiente tan bonito como el de la foto superior, o probar a experimentar mezclando el cambiador blanco con otros elementos en vivos colores: rosa chicle, azul “pitufo”, verde esmeralda…

Sácale partido


Otra de las ventajas de este bonito aparador-cambiador es su estilo clásico. Es fino y delicado, pero no es nada infantil; así que cuando tu hijo crezca y ya no tengas que cambiarle los pañales o tumbarle para vestirle, podrás usarlo como consola, mesita de noche o incluso como elegante tocador. ¿Te lo imaginas con un precioso espejo dorado de inspiración barroca?

Hazlo tú mismo

Este mueble cambiador es de Bambizi, y la verdad es que no es nada barato… Así que te proponemos que busques una consola o mesita similar, le coloques unas barras a los lados (con soportes y barra de cortina) y laques el conjunto en blanco, insertándole también dos tiradores llamativos. Después solo tendrás que colocar una colchoneta blanca encima (puedes encargar la gomaespuma a la medida y tapizarla con una tela impermeable blanca), ¡y cambiador listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *