Lámparas “punk” hechas con cadenas de bici


¿Se pueden combinar dos elementos tan aparentemente dispares como pueden ser una araña de cristal decimonónica, y la cadena de una bicicleta? Los diseños de Carolina Fontura Alzaga, evidentemente, nos demuestran que es posible y que además se logran resultados impactantes.

El nombre de la serie diseñada por la artista residente en Los Ángeles (EEUU) es Connect, y está formada por grandes lámparas de techo inspiradas en el bricolaje y la estética de la cultura bike punk (algo así como “ciclista punk”). Son piezas hechas a mano y soldadas por la propia diseñadora, que evocan una tradición industrial y piden a espectador su implicación en el campo del reciclaje.

Clásicas de lejos, vanguardistas de cerca

Las lámparas, a primera vista, son grandes arañas de estilo totalmente clásico… Que al ser contempladas de cerca nos muestran su auténtica identidad: piezas de una época post-industrial realizadas con las cadenas de viejas bicicletas retiradas. Así, las lámparas no son solo un elemento funcional o decorativo, sino que se transforman en obras de arte de intenso significado poético y conceptual. Y no dejan de ser piezas altamente impactantes, llenas de una belleza que traspasa los límites del tiempo y que genera en quien las contempla una inquietante sensación…

Reciclaje y ciclismo urbano


Pero las lámparas de Connect no solo llevan cadenas de bici en su composición, sino que también cuentan con objetos ya completamente desactualizados como las viejas cintas de casete. El resultado del trabajo de Carolina Fontoura Alzaga es una impresionante colección que genera en el espectador muchas sensaciones y una reflexión sobre el reciclaje y la conciencia medioambiental. La diseñadora admite tener una fuerte conexión con la cultura del ciclismo urbano y espera despertar en quienes contemplen sus lámparas una serie de cuestiones, como por ejemplo qué es bello y qué es funcional. La obra de la artista se puede ver en su página web.

Fotografías: Carolina Fontoura Alzaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *