Cuadros que sirven de sillas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Un cuadro no tiene que ser sólo un simple complemento para el hogar, un elemento que sólo puede colocarse en la pared para ser un adorno más. Ambivalenz es una compañía que ha demostrado que también pueden servir para otras cosas, como por ejemplo para sentarse.

Los que podéis ver en imágenes son curiosos cuadros que se desplegan para convertirse en una silla. Si bien no es la silla más cómoda del mundo, sí consiguen cumplir con su objetivo más básico. Ya sabes, si vienen muchos invitados a tu casa siempre podrás recurrir a los cuadros para que se puedan sentar a charlar.

Para más información y compra podéis visitar ambivalenz.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *