Cómo envejecer muebles


Los muebles antiguos, señoriales y de estilo nos gustan a prácticamente todos los amantes de la decoración. La tendencia actual manda mezclarlos con elementos vanguardistas como mesas de metacrilato, escultura contemporánea… Para crear un ambiente de fusión de tiempos y estilos. Pero la verdad es que son bastante caros, así que si queremos incluir este tipo de muebles en nuestras casas, tendremos que ingeniárnoslas para conseguir modelos más económicos que “den el pego”.

Podéis utilizar muebles de madera que tengáis en casa y hayan pasado de moda, o no sean demasiado atractivos; muebles adquiridos en rastros y mercadillos, o muebles en madera limpia, a la venta en centros de bricolaje y tiendas especiales.

Muebles pintados y desgastados


Lo siguiente es decidir si lo que queréis es un mueble envejecido o uno de estilo antiguo. Los primeros se pueden conseguir con pinturas de colores claros (tonos pastel, cremas, beiges, empolvados…) lijadas de forma que den un aspecto desgastado. Como por ejemplo, el acabado del mueble que aparece en la foto. Este estilo está más de moda que nunca y combina muy bien con papeles pintados románticos, estilo toile-de-jouie. También agradece pequeños estarcidos de flores, o mejor aún, motivos pintados a mano alzada.

Cómo imitar el acabado rústico


Si lo que queremos es convertir un mueble de pino en una “antigüedad”, tomad nota. Los muebles rústicos se pueden imitar bien haciendo pequeños agujeros con un martillo y un clavito, como si el mueble hubiese sido atacado por la carcoma. También podéis frotar la madera con un cepillo de púas de metal para dejarla más basta. Para darle un color noble, utilizad esta mezcla: anilina al agua color nogal, con un poco de anilina caoba y un poquito de anilina naranja. Mezclar los polvos con medio litro de agua caliente y filtrad con una media. La mezcla se aplica sobre el mueble en el sentido de la veta, dejando secar y dando otra mano. Para terminar, bastará con extender una capa de cera de anticuario, dejar secar unas horas y sacar brillo con un cepillo para zapatos limpio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *