Un armario para el cuarto de los niños

armario peques
La cartera del colegio, los juguetes, los zapatos… Mantener en orden la habitación de los niños no es tarea fácil… y tú lo sabes muy bien. Además de grandes dosis de paciencia, necesitas ideas que te ayuden a colocar sus cosas de forma fácil y práctica.

Como este armario pintado en color rojo. Un pequeño mueble reciclado perfecto para guardar las cosas que se necesitan a diario, y que siempre andan rodando por todas partes: la mochila y las zapatillas de deporte son un claro ejemplo.

Un nuevo uso

Este pequeño armario se realizó a partir de un mueble viejo de baño realizado en madera oscura. Una nueva capa de pintura, un adorno que lo rejuveneciese… ¡y listo!

Puedes elegir cualquier mueble que tengas en casa y que ya no te guste: un baúl, un armario bajo, una mesilla… A veces compramos piezas que después no quedan bien allí donde habíamos pensado ponerlas. La idea es reconvertirlas en algo distinto, con poco dinero y casi sin esfuerzo.

Como el mueble está destinado a la habitación de los peques se eligió el color rojo, alegre y llamativo. Para ponerte manos a la obra solo necesitarás: imprimación para madera, pintura de color rojo, rodillo, barniz mate, un cartón o tela para la “ventana”, y un número de metal como adorno.

Fácil y entretenido


Para empezar, conviene que desmontes completamente el armario. Así será mucho más fácil pintar cada pieza y trabajarás más cómodo. Aplica una mano de imprimación y, cuando se haya secado, pinta las piezas con pintura de color rojo brillante. Da una capa y monta de nuevo el armario. Una vez compuesto, aplica una segunda capa de pintura. Para terminar, conviene dar una mano de barniz mate para proteger el acabado.

Y, para terminar, dos ideas: retira el cristal original de la “ventana”, y sustitúyelo por una pantalla de tela, un cartón decorativo o lo que se te ocurra. La segunda idea es colocar un número de metal a modo de adorno; un detalle que queda genial. Añade dentro unos ganchos y una balda para que organicen bien sus cosas, y el orden estará asegurado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *