Tumbona de madera: hazla tú mismo


Seguro que has visto muchas tumbonas de plástico, madera o metal similares a la de la foto. La madera es un material precioso y cálido, perfecto para hacer muebles de exterior (siempre, claro está, que tengas la precaución de darles un acabado resistente y renovarlo de vez en cuando), y además es ideal para trabajos de bricolaje. Estas tumbonas de madera cuestan un buen dinero en las tiendas, pero si quieres hacerte una tú mismo puede salirte por alrededor de 20 euros…

Necesitarás tablas de madera maciza, listones para los topes (o restos de cortar las tablas), bisagras y tornillos inoxidables, adhesivo de montaje y barniz de poro abierto. Las herramientas que te harán falta serán la sierra circular o de calar, una lijadora y un taladro atornillador.

Empieza formando el arco que soportará la tumbona. Lo puedes hacer atornillando dos largueros de 2 metros de longitud y dos travesaños de unos 70 cm de largo. Las piezas deben quedar a escuadra; para unirlas entre sí, encólalas con adhesivo de montaje y sujétalas con sargentos de esquina. Deberás reforzar las uniones colocando unas escuadras inoxidables en el interior; taladra los agujeros un poco e introduce los tornillos con el atornillador. Coloca varios travesaños a lo largo del marco para reforzarlo.


En la foto de la derecha puedes ver el marco y los travesaños de refuerzo. Para forrar la tumbona de tablas, colócalas a lo largo y córtalas a la medida; recuerda que deberás dejar un hueco para el respaldo abatible. Fíjalas al marco y los travesaños con tornillos, que deberás hundir bien en la madera. El resultado lo puedes ver a la izquierda.

Da la vuelta a la pieza y atornilla las patas a los laterales, fijándolas bien con tornillos y cola. El respaldo es un marco más pequeño al que van fijadas unas tablas más cortas, formando una pieza cuadrada. Este respaldo se une a la tumbona con bisagras inoxidables, y lleva también una pieza abatible en forma de U formada por tres listones que se une al respaldo con bisagras. En el marco de la base tendrás que colocar dos piezas de madera, que serán los apoyos para el respaldo; calcula la inclinación que quieres que tenga éste y fíjalos según este cálculo.

Termina aplicando a la madera dos manos de barniz de poro abierto; si lo escoges de color nogal, caoba o teka, tu tumbona quedará de lo más elegante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *