Sofás de esquina para montar tú mismo


Los pisos y apartamentos pequeños necesitan muebles que se adapten al espacio disponible, y que permitan dejar libre la superficie para no tener sensación de agobio. Uno de los muebles más prácticos para los salones de este tipo de viviendas son los sofás de esquina. Aparecieron hace unas décadas para sustituir al tresillo de toda la vida, y durante bastante tiempo causaron furor…

…Pero, como suele suceder con todas las modas y tendencias, después cayeron en desgracia y el estilo en decoración se decantó por sofás de dos o tres plazas (nunca ambos), de líneas rectas. Hoy día las cosas han vuelto a cambiar, y los sofás de esquina vienen de nuevo para quedarse. Son muy prácticos y ofrecen comodidad sin límites.

Más plazas en menos espacio

Una de las mayores ventajas que ofrecen este tipo de muebles es que aprovechan todo el espacio de los rincones. Si colocas un sofá y otro haciendo ángulo recto, el punto de unión entre ambos quedará desaprovechado; pero con un sofá de esquina lo cubrirás, generando una “plaza” más para sentarse. Los modelos de sofá de esquina actuales permiten personalizar los diseños en cuanto a tamaño, plazas, colores… Un buen ejemplo lo tenemos en la colección de Nabru, que se adapta a las necesidades del usuario. Los sofás que aparecen en estas fotos son los últimos modelos de la firma.

Módulos para ensamblar tú mismo


Además, una característica estupenda de los sofás de Nabru es que te los llevas en módulos y los montas a tu gusto en tu casa. El sistema de conexión es muy sencillo y bastan 30 minutos para hacer todo un señor sofá. En su página web también encontraréis un vídeo explicativo de cómo se ensamblan estos sofás. Como podéis ver, escoger un sofá de esquina puede solucionaros la papeleta de amueblar el salón cómodamente y al mismo tiempo, aprovechar a tope el espacio. ¡Ah! También los hay en modalidad “sofá-cama”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *