Silla metálica A56 de Xavier Pauchard

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Es uno de esos diseños que se convirtieron en verdaderos objetos de culto. Una silla metálica de los años 30 que revolucionó el concepto de asiento. Hoy puedes hacerte con una réplica para disfrutar de su comodidad y belleza, pudiendo elegir entre una gama amplísima de colores. ¡Ni te lo pienses, porque además están a muy buen precio!

Si quieres dar un poco de color al otoño, aquí tienes una gran idea. Una pieza muy alegre inspirada en el modelo “Una silla” del diseñador francés Xavier Pauchard (1880-1948), robusta y apilable, y que con el tiempo se convertiría en el modelo A 56. Es perfecta para tu cocina, para el comedor o para la terraza.

Una réplica muy fiel


Diseñada en el año 1934, la silla metálica de Xavier Pauchard es tan sorprendente hoy como lo era cuando fue concebida. Combina practicidad y confort en un diseño puro y moderno, que además está disponible en 12 brillantes colores. Además, la puedes usar en el exterior, ya que resiste la humedad y lleva en el asiento unos agujeros de drenaje para que la lluvia no sea un problema.

Completa la colección

Y si buscas una mesa adecuada, ninguna como la que fue diseñada en su día por el propio Xavier Pauchard, con estructura galvanizada y sobre de madera de teca. Úsala para poner una nota de aire industrial, tanto en el interior como al aire libre, en el jardín o la terraza. Además, puedes elegir entre un gran repertorio de colores para la estructura, y optar por el tablero de madera o pintado a juego.

Por último, también está a tu alcance el taburete, creado por el diseñador francés como un complemento para pequeños restaurantes y espacios reducidos. Sus 45 cm. de alto lo hacen perfecto para muchos usos. Quedará perfecto en la habitación de juegos de los niños, por ejemplo. Todos estos productos los encuentras en Cult Furniture, una firma que realiza réplicas de calidad de piezas de diseño a precios asequibles, y así trata de acercarlas a todos los bolsillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *