Lámparas naturales: hazlas tú mismo


El reciclaje y los trabajos caseros de decoración cuentan con muchas propuestas en lo que a iluminación se refiere. Hay miles de diseños de lámparas eficaces y bonitos, y lo mejor de todo: que podemos hacer nosotros mismos sin ningún problema, de forma rápida y sencilla, y sobre todo, barata. Las dos lámparas que os muestro en este post son un buen ejemplo de ello.

En este caso, la naturaleza ha sido la inspiración que hemos seguido para nuestros diseños. Las dos lámparas son de techo, aunque en el primer caso en realidad es de pie; lo que ocurre es que es una lámpara alta que hace las veces de luminaria cenital.

Como podéis ver en la foto, para hacer esta delicada lámpara hemos empleado una gran rama flexible y seca. La idea es colocarla en un pedestal de cemento y enrollar directamente en ella los cables de tres sencillas lámparas de techo, que podéis encontrar en tiendas como Ikea o en los centros comerciales. Para hacer el pedestal basta con coger un cubo con base ancha y plana y rellenarlo con cemento y agua; cuando esté a medio fraguar se introduce el extremo de la rama, y para que agarre bien es recomendable clavarle algunos clavos grandes.


Nuestra siguiente propuesta es bastante más sencilla, sobre todo a la hora de transportar la rama. Porque esta pieza es más pequeña, pero igualmente bonita. Tan sencillo como coger una rama seca (las que abandona el mar en las playas suelen ser preciosas) y colgarla del techo directamente de los cables que alimentan a cuatro bombillas grandes. Estos cables salen de una regleta que los conecta con la red de electricidad de la vivienda. Al pesar muy poco, la rama no supone ningún problema para que la electricidad pase por los cables, que simplemente están enrollados a su alrededor.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *