Encolar muebles: así se hace


Los muebles antiguos o que tienen muchos años de uso siempre terminan por desencolarse. ¿Quién no ha vivido la experiencia (en su propia persona o en la de algún visitante…) de sentarse en una silla que se balancea peligrosamente, rechina y amenaza con descabalarse? Si tienes en tu casa muebles que se encuentran en estas condiciones, no los tires: arreglarlos es mucho más fácil de lo que puedas pensar.

Para ello necesitarás cola blanca de buena calidad, sargentos o gatos para apretar las piezas, gomas elásticas resistentes (pueden servirte tiras de un viejo neumático, que conseguirás en cualquier taller), mazo, espigas de madera, taladro y clavos.
SEGUIR LEYENDO «Encolar muebles: así se hace»

Forrar cajones con tela o papel


Unos cajones limpios y bien organizados son todo un placer. Da gusto ver las cosas en su sitio y no amontonadas de cualquier forma… A esto contribuye desde luego el contenedor donde las vayamos a guardar. Y lo normal es que muchas prendas, accesorios, documentos y todo tipo de “tesoros” vayan a parar a los socorridos cajones de los muebles.

Muchas veces los cajones están hechos de madera o tableros, que sueltan serrín y atrapan el polvo de forma inevitable. Por eso merece la pena pasar un rato forrando su interior: además de ser mucho más limpio, el aspecto de vuestros cajones cambiará radicalmente y os garantizo que no dejaréis de sorprenderos gratamente cada vez que los abráis.
SEGUIR LEYENDO «Forrar cajones con tela o papel»