Estantería flotante con laterales de cristal


Esta estantería me ha llamado mucho la atención por varios motivos. En primer lugar, por su diseño sencillo y elegante que combina perfectamente con cualquier estilo y decoración. También me gusta por su modernidad, pero sobre todo me resulta interesante por el poco espacio que ocupa. Los paneles de cristal de los laterales apenas se distinguen, lo que hace que parezca que las baldas están “flotando” en el aire…

Sin embargo hay algo que me ha gustado bastante menos: su precio. Porque la estantería cuesta alrededor de mil doscientos dólares… Así que vamos a echar mano de la imaginación para ver cómo podemos construir una estantería similar, a un coste muchísimo menor.

Una vez más, los muebles de Ikea vienen a echarnos una mano. En este caso, la idea es emplear las clásicas baldas para pared de la serie Lack, que se caracterizan por su sistema de anclajes invisible. Cuatro o cinco estantes Lack (en los colores que más os gusten; incluso los podéis combinar entre sí) fijados a la pared con la ayuda de un nivel de burbuja y un metro serán la base de nuestra nueva estantería.

Ahora viene el tema del cristal. Podéis encargar dos tiras de vidrio canteado en una cristalería y pedirles que os hagan los agujeros para unirlos a las baldas. Para ello, os recomiendo que llevéis un plano o dibujo con las medidas del cristal y los agujeros marcados en él, con todas las medidas señaladas (distancia de los agujeros a los bordes del cristal, separación entre ellos). Una vez en casa, tendréis que taladrar los laterales de las baldas y unir los cristales a ellas con tornillos y arandelas. Para terminar bastará con que ocultéis las cabezas de los tornillos con embellecedores; si os gustan los muebles de estilo industrial, también podéis comprar tornillos con cabeza grande y dejarlas a la vista.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *