Bañera de patas, la joya de un baño clásico


A la hora de decorar el baño se abre ante nosotros un amplio panorama repleto de opciones. Podemos elegir baños modernos, futuristas, con elementos y muebles de vanguardia; o baños clásicos, con sanitarios y grifería que recuerden a otra época, y que le den al espacio un aire señorial y antiguo.

Si optáis por lo último, y si tenéis la suerte de contar con un baño grande y espacioso, os recomiendo que incluyáis una bañera de patas. No sólo será un elemento práctico, sino que decorará por sí misma todo el ambiente.

Signo de distinción


La bañera de patas ha sido durante décadas un elemento que distinguía los baños de las casas nobles. Se fabricaban de hierro fundido en una sola pieza, y después se recubrían con una gruesa capa de cerámica, por lo que eran bastante resistentes.

Muy utilizadas a lo largo de la historia, caen en desuso en torno a 1925, cuando empezaron a sustituirse por otros modelos más ligeros y más económicos de fabricar. De hecho, las fundiciones dejan de fabricarlas hacia 1950. Esta es la razón por la que, las pocas piezas originales que quedan en España (alguna queda todavía) tienen aproximadamente 75 años de antigüedad. Son bañeras que, en algunos casos, se habían fabricado en España, aunque también hay algunas importadas, sobre todo de Inglaterra.

A la carta


Actualmente estas bañeras son muy valoradas desde un punto de vista estético, debido a su gran capacidad decorativa. Aunque casi todos los modelos que se instalan hoy son de nueva factura, si sois de los que disponen de una bañera de patas heredada, quizá, de vuestros abuelos, podéis encargar que la restauren en Cántabra de Franquicias. Allí la dejarán como nueva, ya que son especialistas en la restauración y venta de bañeras de patas.


A la hora de instalar una bañera de este tipo en el cuarto de baño, debéis elegirla con cuidado, empezando por medir concienzudamente el espacio disponible. Después tendréis que decidir si queréis una bañera antigua, original, o una reproducción. Podéis elegir la forma de la bañera, el color, la forma y acabado de las patas… incluso la colocación de la grifería.

5 comentarios

  1. Preciosa la bañera! Siempre quise poder tener un cuarto de baño grande para poder poner una bañera clásica tal y como aparece en las fotos, pero en un piso pequeño por desgracia no puedo!

  2. Desde luego, Marian. Es una pena que en la mayoría de las casas los cuartos de baño no tengan suficiente espacio para bañeras como éstas. Un baño de espuma en ellas es todo un placer.

  3. Preciosas bañeras, de verdad que envidia ejejje
    En esos baños encajan a la perfección los muebles de baño que tienen patas tipo Isabelinas o de tipo colonial, eso si, grades grades…

  4. Buenos dias,hermosas las bañeras voy a hacer un baño nuevo y me encantaron estas bañeras queria pediles si me pueden decir que medidas tienen y un precio aproximado aunque sea.Desde ya les agradezco su contestacion.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *