Armario empapelado bajo la escalera

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El hueco que se halla debajo de la escalera en viviendas de dos o más plantas suele estar desaprovechado o lleno de trastos que lo afean. Esto sucede porque se trata de un rincón de acceso incómodo que puede causarnos un desagradable golpe en la cabeza, cuando accedemos a él… Por eso es una excelente idea aprovecharlo para construir un armario donde guardar todos los cachivaches de forma decorativa.

El que veis en la imagen de la izquierda se ha construido con listones de madera y placas de yeso laminado, pero también se puede hacer con tableros de DM o aglomerado. Después se ha revestido con un papel pintado a franjas horizontales, que podéis sustituir por modelos tan bonitos como los de la derecha.

Lo primero que hay que hacer es montar la estructura de listones. Es buena idea hacerse con una sierra ingletadora, que podéis alquilar en un centro de bricolaje durante un fin de semana por muy poco dinero. Esta sierra realizará todos los cortes en ángulo que necesitéis (que serán muchos) con rapidez y precisión. Antes de cerrar el armario por delante, si el hueco es muy grande tendréis que fabricar un marco de madera en el lateral para cerrarlo; pero si es pequeño podéis usar la pared como tabique lateral.


Para colocar las planchas de yeso, primero tendréis que ir atornillando los listones previamente cortados a la escalera y las paredes. Hay que fijarlos ligeramente retranqueados (hundidos) para que luego las planchas de yeso o los tableros queden a ras con la escalera. Las planchas de yeso laminado se cortan con cúter o sierra específica y se fijan a la madera con tornillos especiales. Las juntas se cierran con cinta tapajuntas y con masilla, al igual que las cabezas de los tornillos.

Antes de colocar las placas frontales es mejor instalar también los listones interiores, que servirán para apoyar las baldas. Como podéis ver, en la placa frontal de la foto se ha colocado una puerta: podéis cortarla directamente de la placa y fijarla al lateral con unas bisagras. Para empapelar el yeso laminado, es recomendable aplicar primero una mano de selladora que servirá para aumentar el agarre de la superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *