Un sillón a partir de una maleta

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El reciclaje y la transformación de los elementos más curiosos para crear nuevos y originales muebles es algo que en Revista Muebles, como sabéis, nos encanta. Por eso no he dudado ni un segundo en mostraros la última propuesta que nos ha llegado de Dremel, la firma de mini-herramientas para bricolaje: un sillón-maleta cómodo, divertido y súper decorativo.

Si tenéis en casa una vieja maleta lo suficientemente amplia, a la que no sabéis qué uso dar… ¡No la tiréis! Porque con ella podéis construir un sillón tan atractivo como éste. Es facilísimo y os va a quedar genial. Seguid leyendo y encontraréis los pasos necesarios para este trabajo.

Asiento y respaldo con capitoné


Para las tablas tapizadas necesitaréis dos tableros de DM de 12 mm de espesor, cortados según las medidas del interior de la maleta. En el paso 1 podéis ver cómo se dibujan las esquinas redondeadas, para luego serrarlas con la Moto Saw de Dremel o con una sierra caladora provista de una hoja de dientes finos. El paso siguiente es colocar en el interior de la maleta unos listones de madera resistentes atornillados al borde, para poder apoyar el asiento sobre ellos. Procura que queden bien fijados para soportar el peso de quien se siente.

Refuerzos para las patas


Las tablas se tapizan pegando sobre su cara anterior un trozo de gomaespuma de densidad media y 10 cm de grosor, con pegamento de contacto. Después se coloca la tela por delante y se grapan a la parte trasera. El capitoné se consigue como veis en la foto de la izquierda: introduciendo un tornillo por la parte anterior. Si sobresale mucho por detrás, siérralo con una sierra para metal. La tabla acolchada del asiento se atornilla después sobre los listones de la maleta: en cuanto la del respaldo, podéis pegarla directamente a la tapa con un adhesivo resistente. Para terminar, solo queda reforzar el fondo de la maleta con un tablero de DM, taladrarlo y atornillar unas bonitas patas torneadas pintadas de blanco.

Fuente, fotografías y herramientas:
Dremel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *