Reforzar asientos de sillas tapizadas


En Revista Muebles hemos hablado en alguna ocasión del arte de la tapicería. La verdad es que tapizar muebles como sofás y butacas es un trabajo para profesionales, pero arreglar los asientos de las sillas no es tan complicado. Y mucho menos si lo que está más deteriorado es el soporte interior, mientras que el acolchado y la tela se encuentran en buenas condiciones.

Si las sillas de vuestra casa se hunden y veis cómo por debajo empiezan a ceder, podéis reforzarlas fácilmente y conseguir que sigan siendo cómodas durante unos cuantos años más. ¿Queréis saber cómo?

Pata de cabra, buena aliada

Lo primero que hay que hacer es retirar la arpillera o tela que suele recubrir la parte inferior de las sillas. Para hacerlo, os aconsejo que os hagáis con una pata de cabra, una herramienta imprescindible para trabajos de tapicería. Será vuestra mejor ayuda para quitar tachuelas y grapas, rápidamente y sin apenas trabajo. Bajo la arpillera, probablemente encontraréis las clásicas cinchas entrecruzadas que suelen formar la base de los tapizados, sobre todo de los clásicos sistemas de muelles. Las cinchas es mejor no retirarlas, ya que a ellas se encuentran cosidos los muelles que constituyen el alma del tapizado.

Cinchas elásticas y resistentes


En las tiendas de material para tapicería encontraréis cinchas de varios materiales que os servirán para reforzar el asiento. Las más prácticas son las de tejido elástico, de unos 8-10 centímetros de anchura. Para elevar de nuevo el asiento hay que cortar varias cinchas y colocarlas entrecruzadas en la base, grapándolas con un doblez a la madera con una grapadora de pistola (las eléctricas son las que mejor funcionan). Es muy importante tensar las cinchas a fondo para evitar que el tapizado vuelva a hundirse. Cuando hayáis colocado suficientes cinchas (suele bastar con siete tiras entrecruzadas, aunque esto depende del tamaño del asiento), podéis grapar la arpillera en su sitio. Muchas veces merece la pena cambiarla por una tela nueva, para dejar el trabajo perfecto.

2 comentarios

  1. ¿por que en España cuando uno quiere saber los precios de cual cosa hay que dar toda clase de información personal, su teléfono, dirección etc. Yo quieria saber si valia la pena comprar los implementos para tapizar una silla vieja pero en ninguna parte veo los precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *