Proyecto ecológico y solidario “Una cuna un árbol”


Con motivo del lanzamiento de su nueva línea de muebles infantiles, Woodly ha lanzado el proyecto “Una cuna un árbol”, por el que plantará un árbol por cada cuna y cama que se venda. Lo más interesante es que el ejemplar llevará el nombre del niño que la va a usar y podrá ser monitoreado a través de una página web.

Esto es posible gracias al sistema que ha desarrollado la startup italiana Treedom.net, que permite que todas las plantas se fotografíen y se sigan a través de coordenadas GPS. Así, quienes compren una cuna o una cama de la nueva colección de Woodly, podrán ir viendo fotos de su árbol a medida que crece en una página web personalizada. ¿Quieres más detalles? ¡Pues atento!

Un lado solidario

Lo mejor de esta iniciativa es que también tiene un lado solidario. Y es que los árboles se plantan en Senegal, Camerún, Argentina, Malawi y Haití y todos los proyectos se llevan a cabo en primera persona por los agricultores y cooperativas locales para promover el desarrollo de las microempresas locales.

La nueva colección

Dentro de la nueva colección de Woodly encontramos la cuna suspendida “Roll”, en la que los movimientos se vuelven suaves y al azar, semejándose a los movimientos del bebé en el vientre de la madre; la cuna “Pluma”, ideal para aquellos que quieren tener siempre los pies en el suelo; y la cama Montessori, para que el niño logre una libertad total.

Woody

Woody es una nueva empresa con impacto cero que produce muebles ecológicos, accesorios para la casa y juguetes de madera. Creada en las colinas de Parma (por la mañana se acercan los ciervos a comer las flores del jardín), esta empresa produce a través de una mezcla de técnicas avanzadas y tradición. Entre sus objetivos se encuentra realizar cosas que duren y mejoren con el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *