¿Mesa auxiliar o casa de muñecas?


Ambas cosas. Tenéis delante uno de los diseños más sorprendentes que he visto últimamente. No se trata de un mueble con formas extrañas, ni está realizado con innovadores materiales, pero lleva la originalidad en la propia esencia de su diseño. Qubis Haus es una mesa baja, al parecer normal y corriente, que es también una casa de muñecas.

El diseño salió de la imaginación de Amy Whitworth, que lo creó para Qubisdesign. Una estructura que parece contener diferentes niveles, como si del croquis de una vivienda se tratase, al más puro estilo de las casas de muñecas de toda la vida, pero con un indudable toque moderno.

Un juguete para despertar la imaginación


La mesa-casa de muñecas diseñada por Amy Whitworth fue uno de los ganadores del concurso Boost, cuyo objetivo fundamental es la búsqueda de nuevos talentos en el mundo del diseño.

Y es que Qubis Haus, de Qubisdesign, es algo más que una mesa. Es un juguete que despierta la imaginación e invita a jugar. Añadiendo algunos paneles deslizantes y los pequeños muebles, la mesa se transforma en el escenario para miles de juegos. Una versatilidad increíble que permite a los niños crear muchos escenarios diferentes para sus juegos. Esta mágica transformación está en la esencia del diseño creado por Amy Whitworth.


La estructura de la mesa está fabricada con madera maciza de abedul, con una suave textura que inspira calidez, y sus líneas puras y contemporáneas hacen que se integre perfectamente en cualquier ambiente actual. El mobiliario se ha construido con madera de roble, procedente de bosques ecológicos, e incorpora imanes para que jugar resulte más fácil.


Poner una Qubis Haus en el salón será una estupenda manera de compartir el espacio con los peques de la casa: cuando no la usen tendréis una fantástica mesa de diseño, y cuando ellos quieran, podrán convertirla en un juguete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *