Lucia, una mecedora vanguardista


La mecedora es probablemente uno de los muebles más nostálgicos y cinéfilos que hay. La imagen de la mecedora de madera en el porche de las casas americanas, con la abuela tejiendo o el granjero bebiendo el último whisky de la jornada mientras contempla los campos bajo la puesta de sol, es algo que todos tenemos en nuestro imaginario… Aunque nunca hayamos llegado a contemplarlo en la vida real. En nuestro país, los modelos tipo Thonet o con respaldo y asiento tapizados eran característicos de las viviendas de hace años, y quien más, quien menos, ha visto a su abuela mecerse suavemente al ritmo del serial de la radio o de las agujas de punto…

Pero ya lo dice el refrán: renovarse o morir. Todos podemos tener nuestra propia mecedora, y además no tiene por qué tratarse de un viejo modelo pasado de moda. La mecedora/chaise-longue Lucia es práctica, divertida, atractiva y además, económica.

Esta curiosa mecedora puede utilizarse en interiores, pero en realidad está pensada para el exterior: para colocarla en el jardín y relajarse al sol, mientras descansamos en el porche o la terraza. Además, como no pesa mucho se puede trasladar fácilmente, con lo que no hay ningún problema para poder utilizarla tanto en invierno como en verano. Y por si fuera poco, al ser muy resistente y fácil de limpiar, Lucía es también ideal para cuartos infantiles donde los niños la recibirán con los brazos abiertos, pudiendo utilizarla como si fuera un juego más.

Chaise-longue o mecedora, Lucia ofrece la posibilidad de emplearse de forma estática (cada persona escoge la posición que más cómoda le resulte, dependiendo de su altura y peso) o generando un suave balanceo. Este modelo se comercializa con el colchón incluido, a un precio de unos 445 euros. Puedes encontrarla en la web de Darlings of Chelsea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.