Convertir un aparador en mueble de baño


En ocasiones tenemos en casa muebles que se han pasado de moda, o que tal vez son demasiado oscuros o clásicos para una vivienda decorada con estilo moderno. Este tipo de muebles, como por ejemplo los aparadores o las cómodas, son perfectos para una estancia en la que quizás nunca los hubiésemos imaginado: el cuarto de baño.

Estos dos modelos son buenos ejemplos de lo bien que puede quedar un aparador convertido en mueble bajolavabo, de color blanco y de estilo romántico. Para llevar a cabo esta transformación solo necesitarás productos al alcance de todos y seguir una serie de sencillos pasos. Toma nota:

– En primer lugar, tendrás que cortar la encimera para dejar pasar el sifón y los latiguillos de alimentación de los grifos. En estos dos muebles los lavabos van encastrados, y en uno de ellos se ha sustituido la encimera por una pieza de mármol. Otra opción es colocar un lavabo exento de cerámica o piedra. El interior del mueble también tendrás que ajustarlo a los tubos, cortando las traseras y fondos de los cajones o las baldas, dependiendo del tipo de mueble que sea.

– El acabado de la izquierda se ha conseguido aplicando tres manos de esmalte-laca blanco satinado con rodillo de esmaltar, y cambiando los tiradores por delicados pomos plateados. El de la derecha, un decapado envejecido, se logra dando dos manos de esmalte acrílico blanco directamente sobre la madera, y lijándola luego para sacar el tono oscuro de debajo. Para terminar, tendrás que aplicar una pátina de envejecer sobre la pintura (una vez seca). Puedes hacerlo fundiendo al baño María nueve partes de cera para muebles y una parte de betún de Judea. Mezcla los dos productos y da una mano con brocha, sacando brillo una hora después con un paño que no suelte pelo.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *