Bañera suspendida de fibra de carbono


En cuanto he visto las fotografías de esta bañera, he caído rendida a sus pies. No me diréis que no es un diseño espectacular, elegante e ingenioso donde los haya… Su sencillez es sin duda su mejor arma, y es perfecta para un baño actual donde el estilo más sobrio sea la inspiración fundamental.

Su nombre es Vessel y es un diseño del estudio londinense Splinter Works. Inspirada en la forma de las hamacas de toda la vida, la bañera Vessel está fabricada en fibra de carbono y se coloca simplemente atornillando sus extremos a las paredes.

Sin grifos ni tuberías… pero con desagüe


La bañera, en su concepción, es similar a las clásicas de patas de toda la vida. Esto significa que no lleva tuberías ni grifos, siendo simplemente un recipiente en el que verter el agua. Por esta razón, debe combinarse con una grifería de pie como la que aparece en las fotos. En su parte más honda cuenta con un tapón cromado de desagüe: cuando se retira, el agua cae hacia una rejilla que está comunicada con las tuberías. Más sencillo e ingenioso, imposible. El material del que está fabricada la bañera Vessel, la fibra de carbono, es moldeable, ligero y resistente: las mejores cualidades para un diseño de estas características.

Hamaca y bañera al mismo tiempo


En el estudio de diseño comentaron que para crear esta preciosa bañera se inspiraron en la sinergia generada por dos símbolos de la relajación por excelencia: la hamaca y la bañera. Fusionando ambos conceptos, han creado una pieza que es sin duda el paradigma del concepto. La bañera Vessel, además de un elemento mágico para el descanso y el aseo, es también una auténtica escultura destinada a reinventar el baño y convertirlo en un santuario del bienestar.

Fotografías:
Stéphane Rocher.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *