Armario “costurero” de Kiki van Eijk


Si os gustan los muebles ingeniosos y originales, entonces el que os traigo en el post de hoy os va a encantar. ¿Recordáis los típicos costureros de los años 50, 60 y 70, que se abrían desplegando una serie de bandejas en las que colocar todo lo necesario para la labor? Pues el armario que veis en las imágenes está directamente inspirado en ellos…

Su artífice ha sido la diseñadora industrial Kiki van Eijk, y además de ser un mueble completamente original y divertido, la verdad es que no puede ser más práctico… El diseño ha sido mostrado en diferentes eventos y ha tenido un éxito enorme.

Madera, latón y muelles

El armario se abre hacia arriba, igual que los citados costureros de madera, mediante un sistema similar: pletinas de metal atornilladas a las diferentes piezas mediante anclajes móviles, que al estirarse despliegan la estructura de madera. Este mueble está realizado en madera de olmo, y las pletinas y herrajes son de latón macizo. Todo el mecanismo va sustentado mediante muelles, de forma que basta con tirar de uno de los extremos para que el mueble se despliegue como por arte de magia.

Sin motor ni electrónica

A pesar de lo que pesa toda la gran estructura (mucho, desde luego), el armario no necesita mecanismo ni motor alguno para poder abrirlo con total facilidad. La diseñadora comentaba sobre su creación: “quería tener la misma sensación que cuando abría el viejo costurero que llevaba al colegio. No me hubiera gustado que para abrir el mueble tuviesen que intervenir dos personas, ni tampoco incluir un motor; porque en ese caso se convertiría en un artilugio electrónico, y desde luego eso no tiene nada que ver con el concepto”. Kiki van Eijk también comentó que el proyecto le llevó cuatro años nada menos, porque su funcionamiento es muy complicado… ¡Ha merecido la pena, la verdad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *