Muebles para la televisión


La televisión, para bien o para mal, es uno de los elementos que no falta en ninguna casa de las de hoy. Y, nos guste o no, es un electrodoméstico que se usa a diario y que hemos de integrar en nuestros salones.

Lo cierto es que, con la llegada de las televisiones planas, se ha vivido una auténtica revolución en lo que se refiere a los muebles de salón. Ya sean de plasma o de LCD, las teles modernas han cambiando la fisonomía de nuestros salones, que ya no son lo que eran. Hoy os hablamos de las diferentes alternativas a vuestra disposición a la hora de elegir un mueble para la televisión.

De los pesados muebles de antes…


Los salones de antes solían equiparse con un gran mueble que, además de servir para poner la televisión, contaba con baldas para libros, algún cojón u otro espacio para guardar cosas, estantes para exponer fotos o complementos, etc. Eran muebles grandes, que ocupaban casi toda la pared, robustos y resistentes para albergar las teles de antes, culonas y pesadas.

Hoy los muebles han cambiado completamente. Suelen ser modulares e incluir un módulo para la tele que, en líneas generales, es bajo, ligero y sencillo, perfecto para acoger las livianas y estrechas teles modernas.

…a los ligeros y modulares


El estilo imperante en el salón nos marcará la pauta para elegir el mueble perfecto para el televisor. Si vuestro salón es clásico, también existen modelos de líneas clásicas. Sin embargo, los salones modulares que dominan hoy las casas contemporáneas son muebles de corte minimalista y líneas esenciales, puras y rectas.

Los módulos para la tele suelen venir equipados con espacios para poner el DVD, el TDT, el Home Cinema o las consolas. También llevan algún espacio de almacenaje para discos y películas. A continuación encontraréis una galería de imágenes con los modelos más habituales.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *