Elegir mesa para la cocina


La mesa de la cocina es muy importante, es la que solemos utilizar para desayunar y en muchas ocasiones también para comer y cenar. Por ello es importante acondicionar bien esta zona de la casa, sabiendo elegir la mesa más adecuada según el espacio disponible y las necesidades familiares. Afortunadamente, hoy en día podemos encontrar diseños innovadores y funcionales que nos hacen la vida un poco más fácil.

Pese a que es un elemento más de la cocina, debemos adquirirlo teniendo en cuenta que debe ir acorde con el resto de la decoración de la misma, sin desentonar en los materiales utilizados y en el color, aunque también es cierto que puede servir como elemento diferenciador.

Hoy en día es fácil encontrar mesas que sirven, además de para poder comer, para almacenar objetos tanto encima como en sus cajones. Algunas van ajustadas a la pared y tienen la posibilidad de ser plegadas y desplegadas en cuestión de segundos, lo cual es muy útil si dispones de poco espacio. Pese a que es importante que dispongan de cajones para el almacenamiento, en ocasiones eso puede ser un inconveniente porque puede hacer que se vea un ambiente demasiado recargado, sobre todo si el estilo que predomina es el minimalista.


En el mercado podemos encontrar muchísimos modelos, pero lo más importante es que tengáis en cuenta una serie de aspectos antes de decidiros:

Colores y materiales: Como he comentado anteriormente, es importante que no desentone ni por el color ni por el material. Busca algo que se ajuste a lo que ya tienes en casa.

Materiales duraderos: Evidentemente, asegúrate de comprar una mesa que sea duradera, que pueda soportar el trajín del día a día sin problemas. Los materiales más utilizados suelen ser la madera, la melamina, el hierro, el acero inoxidable y la combinación de estos dos últimos.

Forma: Tienes que decidir si quieres una mesa redonda, cuadrada, rectangular… Esta decisión dependerá tanto del espacio disponible como del número de personas que vayan a comer habitualmente en ella. Además, es bueno que esté fabricada con materiales ligeros para facilitar su transporte.

Extensible: Las mesas extensibles son muy recomendables, sobre todo para esos días en los que tienes invitados y no sabes dónde meterlos. Te pueden sacar de un apuro en más de una ocasión. Eso sí, vigila que esa característica no le reste atractivo.

Asientos: Colocar taburetes y sillas es lo más recomendable. Ocupan poco espacio y se pueden guardar fácilmente. También existe la opción de colocar bancos, pero es más válida para hogares con mucho espacio.

Tabla de planchar: Es posible que te interese adquirir una mesa para la cocina con tabla de planchar. Te servirá para planchar la ropa cuando no sean horas de comer. Es una solución contra los problemas de espacio.

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *