Tendedero para interior: hazlo tú mismo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En alguna ocasión, en Revista Muebles os he mostrado algún modelo de tendedero plegable para el interior de la casa. Estos accesorios son muy prácticos para el otoño y el invierno, cuando no hace calor suficiente al exterior como para secar la ropa con rapidez, y sobre todo en zonas lluviosas.

Los tendederos para interior se benefician del calor de la calefacción para secar la ropa con rapidez, y con la seguridad de que la contaminación presente en el agua de lluvia no manchará la colada.

Hoy voy a enseñaros a construir un tendedero tan bonito como el de estas fotos. Para hacerlo necesitaréis un tablero de DM de 12 mm de grosor, cuatro listones de madera, cuatro varillas de espiga de 8 mm, dos bisagras, tres pomos de madera para el perchero, adhesivo de montaje, colgadores para pared, un tope lateral para el tendedero (como el que podéis ver en la foto de la derecha), imanes para puertas de armario, tacos y pintura blanca y verde claro.


Las herramientas que necesitaréis serán una sierra de calar, lijadora, taladro atornillador, sargentos o gomas elásticas, rodillo de esmaltar, broca de 8 mm, martillo, mazo de goma y lija nº 180. En primer lugar tendréis que cortar un tablero cuadrado de DM, que será el que irá a la pared. Lijar bien los cantos y pintarlo con tres manos de pintura verde y rodillo de esmaltar. Por otra parte, cortad cuatro listones de madera a escuadra y cuatro varillas como en la foto inferior de la izquierda para hacer el tendedero.

Antes de montar las piezas hay que agujerear los listones laterales del marco por su canto interior para luego meter las varillas. Éstas tendrán que ser un centímetro más largas por cada lado para poder introducirlas en los agujeros. Montad el marco con las varillas y pegad las esquinas con adhesivo de montaje. Las varillas hay que introducirlas con mazo de goma en los agujeros previamente practicados con el taladro y la broca de 8 mm. Una vez seco el adhesivo, lijad la pieza y pintadla con tres manos de pintura blanca.

El tendedero se fija al tablero con dos bisagras, y para que no baje del todo hay que colocarle un tope lateral como el de la foto de apertura. Después solo falta pintar los tres pomos en blanco y atornillarlos al tablero desde detrás. Para sujetar el tendedero al tablero cuando no está bajado, colocad en su parte superior un enganche o un imán para armarios. Para terminar, solo queda colgar el tendedero de la pared con colgadores y tacos… Preferiblemente cerca de un radiador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *