Separador de espacios “abanico”

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El calificativo de “abanico” nos lo ha inspirado su sistema de apertura, pero en realidad esta pieza tan especial recibe el nombre de Division. Se trata de un separador de espacios diseñado por Dieter Amick, y concebido para poder establecer divisiones en viviendas pequeñas que necesitan estar transformándose constantemente, pero de forma temporal. Así, con Division es posible crear zonas dentro de salones o dormitorios, pero también en lofts y espacios diáfanos: es perfecto para aportar privacidad inmediatamente allí donde sea necesario.

Elegante y eficaz, Division también puede ser plegado en un instante, de forma que allí donde había un panel de separación, de repente ya no hay nada…


Este curioso e inteligente diseño es muy atractivo, y resulta lo suficientemente consistente como para generar esa sensación de intimidad que necesitamos a veces en las estancias. Para trabajar, para leer… O simplemente para descansar, huyendo unos instantes del “mundanal ruido”. Inspirado en la fina lámina de vapor que se forma cuando un jet atraviesa a toda velocidad la barrera del sonido (y que se disuelve después sin dejar rastro… ¡Como este separador!), Division ha cogido el concepto básico y se ha apoderado de él: en un instante, puede aparecer y desaparecer.

Quizás el aspecto más atractivo de este separador es lo rápido que se pliega. Una vez retiradas las varillas de unión que las comban, las hojas se montan unas sobre otras como las varillas de un abanico, y una vez recogido el separador ocupa tan poco espacio que puede meterse en un armario o en cualquier rincón. Además, su particular configuración hace que una vez abierto no resulte pesado ni compacto, sino que sigue aportando una gran sensación de ligereza al tiempo que nos protege de miradas indiscretas. Este diseño es sin duda todo un acierto que junto con otros productos igualmente interesantes, se puede encontrar en la página web del diseñador Dieter Amick.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *