Radiador Heatwave de Joris Laarman


Los radiadores suelen ser elementos que más bien entorpecen la decoración de las viviendas. A nadie le gustan especialmente estos aparatos, que sin embargo resultan imprescindibles a menos que dispongamos de un buen sistema de calefacción radiante… Pero no siempre es así. El radiador Heatwave, del diseñador holandés Joris Laarman, apareció hace unos años para demostrar que el calor en el hogar no está reñido en absoluto con el diseño, la belleza y la creatividad.

Realizado en policoncreto y aluminio, este radiador es prácticamente una obra de arte. Como comentaban en una página web: “puedes derrochar todo tu presupuesto para muebles en él: seguro que merece la pena”.


Porque lo cierto es que Heatwave no está al alcance de cualquiera: su precio sobrepasa los 6.000 euros. Sin embargo, la verdad es que no recuerdo un radiador tan atractivo como éste, que incluso puede doblarse para salvar esquinas, decorando directamente las estancias de forma que no es necesario ni siquiera colgar cuadros en las paredes.Además, recientemente ha aparecido un “hermano pequeño” (sobre estas líneas), más asequible y también lleno de encanto.


Este radiador se comercializa en distintos acabados, mates o metalizados. Y además, su barroco diseño tiene una gran ventaja: las curvas aumentan la superficie del radiador, lo que significa que genera bastante más calor que uno convencional. En su página web, Laarman comenta acerca de Heatwave: “Este proyecto comenzó como una búsqueda de una forma al tiempo ornamental y necesaria. La funcionalidad modernista y la efusividad post-modernista no es excluyen mutuamente. Heatwave demuestra que los diseños funcionales también pecan de elegantes, y que la sobriedad no es siempre más eficaz que las formas más decorativas. Un radiador necesita una superficie lo más amplia posible para desprender su radiación calorífica. Esta silueta ornamental y altamente decorativa tiene una superficie mayor que los sobrios radiadores convencionales”.

Podrás encontrar el radiador Heatwave en la web de Joris Laarman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *