Un banco con dos jardineras


Los muebles dos en uno son perfectos para todos los ambientes, sobre todo si el espacio es pequeño. Las zonas de exterior, tipo balcones, terrazas y patios, no son una excepción a esta regla, y el mueble que hoy os muestro es una solución perfecta en este sentido. Se trata de un bonito banco de madera que se apoya sobre dos jardineras cuadradas, y al que se le ha aplicado un acabado lavado lleno de estilo.

Para hacer un banco similar necesitaréis un conjunto de dos jardineras y asiento de tablas. Si no lo encontráis, podéis comprar las jardineras y hacer vosotros el tablero del banco con unas piezas de madera para exterior.

Unir las tablas y lijar


En esta fotografía podéis ver cómo es la estructura. Las tablas del banco se unen entre sí con listones de madera atornillados por debajo, y las esquinas se cortan en círculo para adaptarse a las jardineras. El asiento se apoya simplemente sobre los laterales de las jardineras, y así queda sujeto. Una vez conseguido el conjunto, tendréis que lijar la madera un poco para quitar defectos, restos de pegamento o resina.

Colores lavados y pintura de exterior


Después será el momento de aplicar el acabado. Nosotros hemos escogido una pintura al agua color azul grisáceo, que se aplica directamente sobre la madera con brocha de espuma. Antes de que se seque, pasad un trapo limpio que no suelte pelo para que la pintura deje ver la veta de la madera. Los laterales y las patas se pintan de blanco, aplicando una mano de selladora y sobre ella, una de pintura blanca para exterior. Por último, proteged la madera teñida de azul con un barniz acrílico incoloro y mate. Además de esta bonita tonalidad azul, también podéis escoger tonos madera, un atractivo rosa palo, un verde musgo, un malva… Todo depende de vuestros gustos y de los colores de vuestro jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *