Un aparador hecho con armarios de cocina


¿Qué os parece este elegante aparador en color blanco y madera? Pues aunque no lo creáis, no se trata de un caro mueble comprado en una exclusiva tienda de decoración. En realidad son tres muebles de cocina, de aglomerado melaminado o lacado en blanco, que se han unido y revestido con tableros de madera para crear este sólido y compacto aparador.

Para construir un mueblee similar y conseguir así un rincón tan bonito como el de la foto, sólo tenéis que echar un vistazo a los pasos que os detallo a continuación. Lograréis en poco tiempo hacer un mueble barato, decorativo y con mucha cabida.

Montar la “caja” de madera


En primer lugar, necesitaréis armarios de cocina de color blanco: nosotros hemos empleado dos anchos, y uno más estrecho para el centro. También tendréis que haceros con un tablero de contrachapado o de madera natural de unos 22 mm de grosor, que podéis cortar vosotros mismos en casa o pedir ya serrado en el centro de bricolaje. Ya en vuestro taller, lo primero es montar la “caja” con los tableros: será el marco en el que tendréis que insertar los muebles. Podéis ensamblar los tableros con tornillos y tapar las cabezas con embellecedores de plástico.

Revestir los cantos


Antes de unir los tableros, no dejéis de pasar la lija para suavizar los cortes y eliminar astillas. Es buena idea cantearlos después con cinta preencolada color haya, autoadhesiva o de la que se pega con plancha. Como veis en la foto de la derecha, el siguiente paso es unir los muebles entre sí (en este caso hay dos más anchos a ambos lados de uno más estrecho; pero podéis hacerlo como más os guste, también con solo dos muebles) con tornillos.

Tiradores nuevos


Los muebles unidos entre sí se introducen en la “caja” de madera, y se fijan a ésta con tornillos introducidos desde el interior. Después podéis aprovechar para colocar unos tiradores de acero inoxidable como los de nuestro mueble: para hacer los agujeros sin que se raye la melamina o el lacado, pegad antes un trozo de cinta y así la broca no resbalará.

Una chapa para revistas


El paso final de nuestro mueble es pegar en el interior de una de las puertas una chapa de metal, que nos servirá para meter revistas, cuadernos, folletos… Para fijarla hay que pegar en sus laterales unos listones cuadrados pintados de blanco, utilizando para ello adhesivo epoxi. Luego, la pieza se fija a la puerta y se deja secar.Solo falta pegar las patas y… ¡Vuestro mueble está terminado! Podéis encontrar el despiece de materiales, las medidas y las instrucciones al completo en la página web de Lowes Creative Ideas (en inglés).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *