¿Cómo darle un nuevo aire a tu cocina? Las tendencias más actuales para esta estancia

cocina
La cocina es un espacio en la vivienda muy sometido al desgaste. No solo pasan factura por ella el propio paso del tiempo, deteriorando superficies, sino también las ideas de estilo y decoración. En este sentido, una apuesta interesante es diseñarla con conceptos de atemporalidad y dejar las tendencias, que siempre son pasajeras, a un lado. Sin embargo, hay quien prefiere introducir pequeños cambio para ajustarse a lo que más se lleva en cada momento.

Si están deseoso de introducir cambios en tu cocina, ya sea a modo de reforma parcial o total, es importante estar al tanto de esas modas que más se están popularizando. Desde la llegada de la pandemia, muchas familias redescubrieron que la cocina es una estancia más para convivir en ella: reunirnos, comer, hacer deberes y, en definitiva, vivir. Con estas propuestas, apostamos a que lo conseguirás.

Islas y penínsulas

Las islas y penínsulas son esencia del formato open kitchen o cocina abierta. Estas instalaciones permiten eliminar las barreras de la sala de estar y el espacio para cocinar. Hay diseños para todos los gustos, desde paredes perimetrales hasta distribuciones en L en U.

El auge de estas cocinas se debe, especialmente, a lo práctico que resulta en ambientes pequeños, pues hace más eficientes las estancias. Este recurso de diseño permite aprovechar al máximo los metros cuadrados de cualquier espacio y comunica distintas áreas de la vivienda.

Son, a su vez, un claro ejemplo de cocinas modernas. El fabricante italiano Mondo Convenienza, referente en el diseño y elaboración de mobiliario doméstico, ofrece varias propuestas de cocinas con península, también alguna con isla, con la garantía de esta firma, todo un valor seguro en el mercado.

cocina

Campanas ocultas o de obra

Una segunda tendencia que pervive aún desde los tiempos de la pandemia es la de ocultar los elementos. Los muebles altos, a modo de columna, que integran los electrodomésticos, se ven reforzados con la presencia de campanas extractoras de techo, también integradas en estos muebles, o incluso escondidas en la encimera.

Algunos fabricantes incluso diseñan placas de inducción con campana extractora. La idea es reforzar esa visión limpia en la cocina, que no haya ningún elemento que perturbe la visión general.

Todo muy integrado, oculto, limpio y en orden. Si eso se consigue, ni siquiera habrá que buscar elementos decorativos, pues la sensación de amplitud unida al orden y la armonía consiguen hacer de la cocina un espacio muy agradable.

cocina

Arriesgar con los colores

La cocina totalmente blanca está desfasada. Esa es la opinión de Oliver M. Furth, un renombrado diseñador de interiores con sede en Los Ángeles. A no ser que desees que quieras reproducir el look de una comedia romántica de los 90, eso sí. Pero si buscas algo más atrevido, más profundo, lo ideal será busca tonos más fuertes que despierten más interés.

Los colores oscuros siguen siendo un poco extravagantes, especialmente en estancias pequeñas, pero cuando el tamaño no es un problema, combinar negro con dorado es un acierto, o incluso atreverse con tonalidades más sorprendentes, como los flúor o el azul pavo real.

El también diseñador Ken Fulk, muy conocido por sus proyectos atrevidos, apuesta junto con otros colegas por superficies brillantes y lacadas, que comienzan a ser el centro de atención. La laca es una manera genial de vivir con colores potentes, y cada vez es más habitual en encimeras o aplacados.

cocina

Iluminación LED sí, pero con matices

Una propuesta final es la que tiene que ver con la iluminación. Sin abandonar el principio de que cuanta más luz natural entre en la cocina, más amplia y cómoda resulta, no cabe duda de que hay que reforzar este punto con iluminación artificial.

Las luces en la cocina han de estar diseñadas para hacernos sentir bien. La iluminación biodinámica, que cambia de color de la mañana a la noche, es una idea que va a ganar enteros en los próximos meses. Si todavía se escapa de presupuesto este concepto, una alternativa son los puntos de luz de intensidad regulable.

Además, de este modo incidimos en la idea de que la cocina es mucho más que el lugar donde preparar los alimentos. Así, si la usamos para un aperitivo en familia o conviviendo, optaremos por luces más cálidas; y si hay que cocinar, iluminación neutra o hasta fría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.