Barnizar muebles con alto brillo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


¿Qué os parece la superficie de esta mesa de comedor? El brillo inigualable que muestra este tipo de muebles, sobre todo si son antiguos y de maderas nobles, es algo que ningún acabado industrial a pistola puede lograr. Porque se trata de barnizados artesanales realizados a base de técnica, trabajo y paciencia que, gracias a su calidad, pueden durar años y años en perfecto estado.

Por supuesto, estoy hablando del clásico barnizado a muñequilla con goma-laca, una técnica que os ayudará a sacar el mejor partido de vuestros muebles. Sin llegar a convertiros en profesionales, en este artículo os daré las pautas básicas para empezar a barnizar.

Tapaporos para sellar


En primer lugar hay que sellar el poro de la madera. Hay quien lo hace aplicando una mano de tapaporos rebajado al 50% con disolvente nitro y puliendo luego con lanilla nº 0000, y artesanos que prefieren sellarlo dando directamente la goma-laca. En cualquier caso, la primera mano (sobre el tapaporos o la madera limpia) ha de darse con brocha plana de pelo natural, con goma-laca en escamas puesta a hidratar el día anterior en alcohol desnaturalizado, y filtrada después.

La muñequilla, de camiseta y borra

Dejaremos secar y puliremos la goma-laca aplicada a brocha con lanilla nº 0000. Entonces nos confeccionaremos una muñequilla con tela de camiseta blanca, rellenándola de algodón o borra. Luego hay que verter un poco de goma-laca dentro de la muñequilla, cerrarla con la mano y empezar a barnizar la madera. Primero pasaremos la muñequilla haciendo ochos y luego en el sentido de la veta, añadiendo un poquito de barniz cuando veamos que se va secando.

Quince días de trabajo

Un buen barnizado a muñequilla lleva muchísimas capas (entre 200 y 500), y puede tardarse en hacer alrededor de 15 días si le dedicamos una o dos horas al día. Cada día empezaremos puliendo el barnizado con lanilla, y de vez en cuando añadiremos alcohol a ésta para ablandarla, y piedra pómez en polvo sobre el barnizado para pulir. El aceite de vaselina a gotas también ayuda a que la muñequilla se deslice mejor. Para guardar la muñequilla de un día para otro, metedla en un bote de cristal con unas gotas de alcohol y cerradlo herméticamente.

5 comentarios

  1. que no se crea la gente que es tan facil ,se tardan varios años hasta conseguir dominar la muñequilla ,y hacer un buen aclarecido (asi es como se llama el acabado final )cuando retiras el aceite ,me parece que haces un buentrabajo pero que nadie espere aprender si no es con alguien a su lado para que le enseñe ,mirando videos y leyendo articulos y consejos en internet no es suficiente . un saludo ,de diogenes que soy yo

  2. Quizás no, pero el movimiento se demuestra andando…nada mejor como hacer algo para aprenderlo…la perfección de la técnica, se consigue poniéndola en práctica…todo sale si se pone interés en ello…así que adelante chicos…el mundo es nuestro!!!

  3. Le quedo bárbaro el mueble, pero ojo qué pasó la muñeca en sentido contrario a la veta varias veces y eso está contraindicado dado que es probable que se pueda notar la pasada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *