Vuelven los sofás a rayas
Desde luego, no nos cabe duda de que un sofá es mucho más que algo para sentarse: también son piezas destinadas a decorar y aportar carácter a los salones. Las tapicerías a rayas quedaron fuera de juego durante bastante tiempo, siendo los sofás de un solo tono los más apreciados en decoración. Pero como todo vuelve, los tapizados coloristas y originales (como los de tipo patchwork) también han regresado, y las rayas desde luego no son menos.

La tapicería a rayas ofrece un montón de propuestas llenas de estilo, y muchas firmas disponen de preciosos modelos que se adaptarán a cualquier decoración.

Sobre estas líneas podéis ver el sofá Trafalgar de la firma británica Darlings of Chelsea. Pero no hay que irse tan lejos para tener un sofá similar: ya sabéis que prácticamente todas las firmas textiles cuentan con servicio de tapicería para adaptar sus modelos a la tela de rayas que más os guste. Los sofás a rayas son una buena forma, por ejemplo, de incorporar el color a una estancia más bien austera o minimalista; quedan perfectos en ambientes industriales o rústicos. En concreto, el sofá de la foto (que lleva tapicería Velluti) combina una paleta de tonos otoñales clásicos, perfectos para renovar el estilo después del verano, con colores más lujosos como el púrpura o el cereza. El resultado es un estilo a un tiempo suntuoso y decadente, moderno y chic.

Los sillones y sofás a rayas actuales incorporan también en sus tapicerías toques metalizados llenos de glamour y vanguardia: una tendencia en alza, que también tiene su punto extravagante. Oro viejo, plata mate, cobre… Son colores que hasta ahora no formaban parte de los textiles, pero que están llegando con fuerza inusual y veremos en este próximo otoño. No te quedes atrás y apúntate a la moda de las nuevas rayas; puedes encontrar este sofá y muchos otros en la página web de Darlings of Chelsea, pero seguro que también habrá ideas similares más cerca de ti. ¡Búscalas!