Cómo limpiar una mesa de mármol
El mármol es un material noble y bello que, además, puede resultar también muy actual. Hoy existen mesas de mármol cuyo diseño elegante y personal las convierte en una opción perfecta para salones de estilo contemporáneo.

Además de belleza y funcionalidad, las mesas de mármol presentan una gran resistencia al uso diario, a los golpes y arañazos. Mézclalas con otros materiales y aprovecha al máximo su poder decorativo. Por otro lado, si quieres que se adapte totalmente al espacio, procura que su tamaño no sea excesivo; así no destacará demasiado.

Trátala con suavidad

Cómo limpiar una mesa de mármol
Si tienes una mesa de mármol y no sabes cómo limpiarla, aquí van unos consejos que te vendrán bien. El mármol es una piedra caliza suave, a base de calcio, que incluye también partículas de otras materias como arena, limo, hierro o arcilla. Estas impurezas le dan el color y los dibujos que lo hacen único.

Hacer una limpieza general de la mesa es fácil. Quedará muy bien si la limpias con una solución de agua y bicarbonato, en una proporción de una parte de bicarbonato por nueve de agua. Utiliza un paño suave para aplicar la solución, aclara después con agua fría y seca con un paño. Este último paso es importante, ya que si la dejas secar al aire puede quedar sin brillo. Por último, aplica cera abrillantadora especial para mármol.

Contra las manchas rebeldes

Cómo limpiar una mesa de mármol
Es importante saber que, para mantener tu mesa como nueva, no debes agredir el mármol con ningún producto abrasivo. Si se ha manchado, conviene eliminar las manchas cuanto antes. El mármol es un material poroso que puede absorber la suciedad. En primer lugar, trata de quitar la suciedad humedeciéndola con agua, sin frotar demasiado.

¿La mancha no sale? Prepara una pasta de bicarbonato y agua, bien espesa, y cubre la zona a tratar con ella. Déjala actuar algunos minutos y después retírala. Si después de esto la mancha no se quita, prueba con un detergente para la vajilla diluido en agua oxigenada.