Cómo fabricar muebles
Lo de fabricar nuestros propios muebles puede sonar un poco a “prehistoria”, pero de eso, nada. Hay muchos amantes de la carpintería y el bricolaje que adoran crear sus propios diseños, y además de fabricar muebles personales y de gran calidad, disfrutan de su afición en su tiempo libre. Así que os propongo que os planteéis fabricar vuestros muebles en casa; aunque no sea una gran mesa de comedor o una estantería de suelo a techo, sí podéis crear bonitos y decorativos accesorios.

¿Cómo empezar a fabricar muebles? Es necesario conocer los materiales (sobre todo, la madera y los derivados), las herramientas y las técnicas. Y consultar libros especializados y páginas de internet para escoger diseños.

Materiales: madera y derivados

Cómo fabricar muebles
El material más habitual para fabricar muebles es la madera, y muy especialmente sus derivados. Los tableros de DM, aglomerado, contrachapado, etc. permiten realizar diseños resistentes, sólidos y baratos. Eso sí, si escogéis DM para fabricar vuestros muebles tendréis que lacarlo o pintarlo. Por otra parte, la madera maciza es mucho más atractiva y también más agradecida; a veces merece la pena invertir un poco de dinero para conseguir muebles de calidad. El pino y el haya son maderas bonitas y no demasiado caras, que se pueden teñir y colorear para imitar otras especies como la caoba, el nogal, el roble…

Técnicas de unión y acabados

Para unir las piezas de nuestros muebles podemos utilizar distintos sistemas. Los tornillos aguantan bien y permiten desmontar los muebles de ser necesario; su desventaja es que son menos estéticos, ya que las cabezas se ven. Para uniones en madera discretas y artesanales, lo mejor es emplear espigas y cola blanca o bien tacos planos con ranuras (también conocidos como galletas). Estas técnicas requieren herramientas de calidad y experiencia. Los clavos no son muy fiables, excepto para traseras de muebles como estanterías. Por último, el acabado es muy importante: la madera agradece la aplicación de tintes que dejen ver la veta, barnices cálidos como la muñequilla y acabados satinados como la cera de abeja.

Imágenes:
Bosch Bricolaje.