Colección realizada con piedras calizas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

serie calcarenite
En Revista Muebles sentimos predilección por aquellos proyectos que están ligados a la naturaleza, como la serie Calcarenite, que además está muy relacionada con los materiales y las tradiciones de la patria de su creador, Cosma Franscina, originario de Salento, un territorio situado en la Italia meridional.

¿Quieres conocer más detalles sobre esta serie compuesta por muebles y objetos decorativos? ¡Pues acompáñanos!

Calcarentiti de Salento

Tal y como explica el diseñador, “Calcarentiti de Salento” abarca todos esos sedimentos Plio-Pleistoceno calcareníticos conocidos con el nombre genérico de “Tufi”. Y es que la península de Salento ha sido testigo del crecimiento en tamaño y número de estos sedimentos a través de las canteras, que se dedican a obtener la piedra caliza que se utiliza principalmente para construcciones de pequeño tamaño.

serie calcarenite1

Material para un proyecto

Hoy en día, la mayor parte de las canteras están inactivas, pero Cosmo Frascina sentía una gran atracción por una que se encontraba cerca del lugar donde creció. Un día, durante una de sus exploraciones, descubrió un poco de material para realizar un posible proyecto, así que seleccionó el material adecuado y se puso manos a la obra.

Las piezas de la colección

Cada uno de los artículos presentes en la colección ha sido tallado con técnicas y herramientas tradicionales: un martillo, un cincel, una sierra, una escofina y, por supuesto, mucha paciencia. Además, todas las piezas se caracterizan por el fuerte contraste de color entre la “costra” externa y el material que salió a la luz tras el procesamiento. Para potenciar este contraste, el diseñador aplicó una capa de yeso blanco o cal en algunas superficies. Entre las piezas encontramos una lámpara, estanterías, cuencos, jarrones y un banco.

A continuación te dejamos con nuestra galería, donde encontrarás más imágenes de esta interesante colección diseñada por Cosmo Franscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *